rehabilitacion auditiva binauralidad

 

Mejor audición con los dos oídos.
Uno es menos que medio. Aunque no lo parezca que un oído funcione peor que el otro, puede tener un efecto negativo en todas las actividades cotidianas.

 

Oír con un sólo oído es como intentar ver con un solo ojo.
Es posible, pero no efectivo. Es por ello que ya no vemos personas con monóculos. Se convirtieron en objetos obsoletos cuando los especialistas en óptica consiguieron tan importantes avances en el campo del equilibrio visual.

 

De acuerdo con la naturaleza.
Del mismo modo que los animales tienen dos patas, dos alas o dos ojos; la naturaleza les ha dotado también con dos oídos equilibrados por razones muy importantes para su existencia. Muchas especies dependen de sus dos oídos para localizar sus presas, enemigos e incluso sus parejas. Y sin dos oídos funcionando al mismo nivel, su supervivencia podría verse en peligro.

 

¡Esto sí que es usar la cabeza!
Aunque son nuestros oídos los que captan las ondas sonoras, de hecho nuestro verdadero sentido de la audición tiene lugar en el cerebro. Al percibir las señales exteriores con ambos oídos, esta "máquina procesadora", convierte las señales exteriores en una única señal de sonido.

 

Un importante efecto de equilibrio.
Para disfrutar de una equilibrada percepción del sonido, ambos oídos deben funcionar al mismo nivel. Sin este equilibrio, nuestro cerebro nos presenta una información incompleta. Para prevenirlo, su profesional le recomendará utilizar dos ayudas auditivas.

 

Localización.
Corregir esta diferencia puede ser vital para su seguridad. La audición binaural es imprescindible para localizar instantáneamente de dónde provienen los sonidos. Nuestro cerebro, de forma instintiva, localiza el origen de un sonido midiendo las minúsculas diferencias de duración e intensidad entre los dos oídos.

 

Una cuestión de supervivencia.
Cuando cruzamos la calle, el sonido de un coche que se aproxima llega hasta el oído más cercano ligeramente antes que al otro y con una mayor intensidad. Estas diferencias son traducidas por nuestro cerebro, permitiéndonos reconocer de inmediato la localización exacta del coche.

 

¡Elimine todos esos ruidos!
Una de las cosas más agradables de la audición binaural es lo que usted no va a oír. Dos oídos trabajando al mismo tiempo, nos permiten separar o aislar un sonido específico de los sonidos restantes. Con dos entradas de sonido, el cerebro puede seleccionar un sonido específico y concentrarse en él mientras atenúa otros sonidos simultáneos. De este modo, usted no tiene que esforzarse para oír bien en lugares con mucho ruido.

 

La audición binaural.
La forma más natural de oír ¿Recuerda la primera vez que escuchó música en estéreo? ¿Recuerda lo perfecto y real que parecía el sonido cuando se comparaba con uno monoaural? Esa calidad de sonido más suave y natural es evidente cuando ambos oídos trabajan al mismo nivel.

 

El realismo de la audición en estéreo.
Le permite oír con mayor precisión y discreción independientemente de dónde y cuándo tienen lugar las conversaciones.

 

Disfrute oyendo con menos stress.
Si ambos oídos proporcionan el mismo nivel de percepción, se requiere menos amplificación para lograr un nivel de audición confortable. Usted dejará de preocuparse por orientar su "oído bueno" hacia donde provienen los ruidos. Además de descubrir sus múltiples beneficios, descubrirá también que una audición binaural es mucho más confortable.

 

No lo demore por más tiempo.
Su profesional determinará mediante un chequeo electrónico, si usted debe utilizar dos ayudas auditivas. Aunque ya esté llevando un sólo audífono, oír con ambos oídos le permitirá descubrir los sonidos más ricos y completos.